La cordillera, lumbre dorada, Futur

Etiquetas

, , , , , ,

Bajo la dirección de Santiago Mitre, Ricardo Darín se supera a sí mismo en esta coproducción argentina-franco-española. Y es que en el mundo de la política, sólo accesible de manera formal a través de la ilusión o maya, nada es lo que parece: un complejo conglomerado de traiciones, intimidades ocultas y oscuridades veladas a las que no tenemos acceso los desprevenidos ciudadanos.

Hernán Blanco es el presidente argentino elegido por su empatía con el hombre común, un campechano dirigente del interior del país que llegó a la primera magistratura por esta condición cultivada con esmero. Blanco desciende de inmigrantes, gobernaba una pequeña intendencia, es padre de una hija y abuelo de dos nietos. Su apellido, sinónimo de pureza, fue empleado para completar el perfil más que conveniente que culminó con su arribo al poder.

Blanco ha de enfrentar su primera cumbre latinoamericana de presidentes y no parece sentirse demasiado cómodo ante el desafío: la opinión pública empieza a considerarlo débil y vacilante, el megalómano presidente de Brasil acapara todas las miradas, la alianza petrolera continental que se pone en juego requiere de reuniones estratégicas y votaciones acertadas. Una denuncia por corrupción ha sido impulsada contra el partido gobernante, tanto más preocupante por cuanto proviene del ex marido de su hija y padre de sus nietos.

El entorno paradisíaco de la cordillera de los Andes configura una fotografía fabulosa de la película, rodada en el interior de un magnífico complejo chileno. Allí Darín desplegará sus condiciones actorales innatas, componiendo un personaje que poco tiene que ver con aquel que imagina la opinión pública: Blanco es tan carismático y encantador como cínico e hipócrita y la presencia de su hija en el lugar precipitará situaciones que han de dar cuenta de la verdadera personalidad del presidente, en escenas que juegan de manera acertada con el realismo mágico y generan una atmósfera de suspenso que se resuelve con un final atinado.

La fotografía corresponde a la imagen publicitaria de la película.

Lumbre dorada

Era viernes y había llegado con diez minutos de anticipación a una reunión de trabajo. Para evitar un arribo antes de lo previsto decidí caminar y en la vereda de enfrente se desplegaban, atractivas, las vidrieras de una casa de decoración. La belleza del diseño del pequeño mueble que contenía velas en su interior atrajo inmediatamente mi atención, y sin pensarlo dos veces lo reservé para retirarlo al día siguiente.

La noche de ese mismo día celebramos un significativo aquelarre: Ale había arribado de Estados Unidos luego de unas vacaciones, Adri partía en breve hacia un congreso y luego atravesaría la cordillera de los Andes rumbo a Chile; en mi caso, me disponía  a retornar a Italia para perderme en las calles de Florencia una vez más. No volveríamos a reunirnos hasta que pasaran varias semanas, y el encuentro se extendió un par de horas más allá de la medianoche.

Ale cargó consigo más obsequios de los que sus manos podían contener, entre ellos, un jabón líquido fragante que se encontraba en un recipiente tipo filigrana de delicado diseño. Los objetos tienen significado por sí mismos cuando provienen de manos afectuosas y queridas; finalmente trasladé el mueble y no tuve dudas respecto de la elección del contenido: una vela aromática resguardada por el presente de Ale y el incensario acarreado por Gisella desde Abu Dhabi configuran un dúo perfecto de lumbre dorada para la intimidad de mi hogar.

Futur

Robert Piguet había nacido en Suiza en 1898, en una familia burguesa de acomodada posición. La vocación del joven nada tenía que ver con el mundo financiero de su progenitor: el buen gusto innato y el diseño fueron los pilares que lo precipitaron al universo de la moda parisina durante la tercera y cuarta décadas del siglo XX.

En 1933 fue inaugurada la maison asociada a su nombre, que muy pronto alcanzaría renombre mítico: Christian Dior y Huber de Givenchy fueron aprendices en sus espléndidos salones. Pero Piguet habría de incursionar en la alquimia perfumística junto a la nariz Germaine Cellier, y la fusión de ambos generó primero Bandit en 1944, y luego el icónico Fracas en 1948, tal vez la fragancia más lograda de tuberosa de todos los tiempos debido a su peculiar cremosidad, acentuada por la fusión con la flor de naranjo.

La esencia de Piguet trascendería su deceso en el año 1953. La matriz perfumística propia de los años dorados sigue vigente en el siglo XXI y en el año 2009 Aurélien Guichard reformuló Futur, un potente floral verde basado en el original de los años ´60 que actualmente se abre con bergamota y nerolí, se aquieta con notas de violeta, jazmín e ylang-ylang y descansa en un fondo de vetiver, cedro y patchoulí.

Futur no es una fragancia para recomendar alegremente porque las notas verdes no son tímidas ni sutiles; al contrario, la apertura es tan intensa como un bosque umbrío y seco que no admite contrastes. Quienes sean devotas de perfumes vintage no se sentirán defraudadas por Futur, que ostenta un aire femenino potente e irreductible.

Anuncios

Querida Louise, gratificante aquelarre, golosina de jabón

Etiquetas

, , , , ,

A los 90 años, después de un aporte inconmensurable al mundo, la querida Louise Hay se ha ido de este plano físico. Mucho se ha escrito acerca de la obra de esta verdadera pionera de los libros de autoayuda, quien con su ejemplo demostró que nunca es tarde para animarse a modificar aquellas estructuras internas que impiden evolucionar. El reconocimiento llegaría recién en 1984, año en que se publicó Usted puede sanar su vida: ya había transcurrido un largo camino desde aquel 8 de octubre de 1926, cuando en Los Ángeles la bautizaron Louise Lynn.

De familia pobre e infancia difícil, con padrastro violento y víctima de abuso sexual a edad muy temprana, madre adolescente de una hija entregada en adopción a la que nunca conoció, la vida de Louise pareció tomar un cauce distinto cuando conoció a su marido mientras trabajaba como modelo, años que recordaba jocosamente como aquellos en que la preocupación por sí misma se reducía a la forma de sus cejas.

Cuando el matrimonio terminó con el arribo de una mujer más joven a la vida de su esposo, Louise comenzó a asistir a la iglesia Ciencia de la Mente. Allí su horizonte espiritual despuntó y se convirtió en ministro del culto, mientras estudiaba sin descanso acerca del poder del pensamiento creativo; con el tiempo empezó a impartir sus primeras conferencias para grupos reducidos de personas y a convertirse en consejera de aquellos que buscaban iniciar un camino interior.

Las causas de las enfermedades y el vínculo entre sanación y creencia fueron abordados con estudios alternativos y muchas horas de investigación por Louise. Estas pautas que hoy han sido confirmadas por la ciencia a partir del avance de la neurobiología eran contempladas con sorna por la comunidad científica, que las consideraba poco más que supercherías ignorantes. Sin embargo, habría de aplicar el método en su propio cuerpo cuando fue diagnosticada con cáncer, enfermedad cuya curación emprendió con terapias holísticas, encuentro con su propia sombra y el difícil arte del perdón.

Y vaya si había en su vida situaciones y acontecimientos para perdonar y perdonarse a sí misma. Con fe absoluta en estos postulados transitó su propia senda y compartió sus conclusiones generosamente: “La palabra incurable, tan aterradora para tantas personas, para mí significa que esa dolencia, la que fuere, no se puede curar por medios externos, y que para encontrarle curación debemos ir hacia adentro”. La práctica del perdón, la compasión hacia los demás y el trabajo para superar creencias y patrones limitantes fueron volcados una y otra vez en toda su obra, con el lenguaje llano y amoroso de Louise.

Cuando en el año 1985 el virus del SIDA hacía estragos y los enfermos eran mirados con desprecio por la sociedad, esta mujer admirable organizó un encuentro en su casa de California con ocho personas que lo habían contraído. Con el correr del tiempo necesitó un auditorio para las asambleas semanales a las que acudían cientos, de las que surgió el libro: SIDA: un acercamiento positivo. El perdón y la autoaceptación fueron determinantes para mejorar la calidad de vida o facilitar el tránsito a otro plano de muchos enfermos, que encontraron una luz de esperanza gracias a la labor de Louise.

Recuerdo haber leído Usted puede sanar su vida en el verano de 1996 casi sin respirar mientras un universo diferente se desplegaba en mi interior: la responsabilidad por cada acontecimiento que sucede en la vida tiene su correlato en los propios pensamientos que crean el mundo, y la necesidad de soltar emociones negativas deviene prioritaria en pos de la sanación del cuerpo físico y del alma. Fue mi primera aproximación a los mundos sutiles y el inicio de un camino en el que la piedra fundamental fue asentada por el mensaje clarividente de Louise: por ella prendí una vela la noche del día en que partió, para acompañarla en su tránsito y decirle hasta pronto y gracias una vez más, Louise querida.

La fotografía corresponde al sitio oficial de Louise Hay.

Gratificante aquelarre

Con velas elegidas por mi hijo en Vietnam y nuevos posavasos que Julio acarreó generosamente desde Singapur, mi mesa estaba engalanada para recibir a Ale después de tantos días de ausencia. El viernes de aquelarre había sido cuidadosamente agendado entre arribos y partidas, estudios y profesiones, compromisos familiares y laborales, pero aquí estábamos, enfriando el espumante que Marcela seleccionó para la ocasión, cuando el timbre de la puerta anunció el arribo de la esperada viajera.

Después del remolino de abrazos y saludos nos percatamos de la ingente cantidad de paquetes que contenían las manos y los brazos de Ale, quien repartía velas y macarons perfumados, jabones líquidos en magníficos recipientes dorados, cremas fragantes y femeninos anotadores de oficina… una constelación de obsequios que precipitaron sonrisas y exclamaciones de alegría de todas las hechiceras a la vez.

La comida china, el café acompañado por porciones dulces de tamaño descomunal elegidas por Adri y la hora del Oráculo fueron la culminación de una velada que se extendió bastante más allá de la medianoche. Cuando me acosté, antes de apagar la luz multipliqué la oración de agradecimiento de cada día: un haz de luz resplandeciente y amoroso había atravesado con energía positiva a cada una de nosotras.

Golosina de jabón

Era un día radiante de sol en Londres. La placidez extraña de la ciudad invitaba a caminar sin rumbo fijo por sus calles, así que habíamos comenzado por Chinatown para introducirnos de a poco en el circuito bohemio chic del Soho.

Mientras bordeábamos las tiendas de Oxford St. y Regent St., admirábamos el trazado del edificio sede de la estación Charing Cross y, de a poco, nos íbamos acercando a Covent Garden para un reparador almuerzo, en la puerta de un comercio engalanado para la inauguración un amable vendedor nos entregó a modo de obsequio dos pequeñas muestras de sus productos.

Convencida que se trataba de un dulce abrí el papel celofán que lo envolvía, pero la sonrisa del hombre y el gesto de Juan me rescataron del error: no eran golosinas sino  jabones de tamaño mínimo y aroma cítrico, que rememoraron aquel paseo londinense mientras perduraron en mi cuarto de baño.

Suculenta, de blogs y premios LVII, fango termal

Etiquetas

, , , , , ,

Se denomina suculentas o crasas a aquellas plantas que se han adaptado a vivir con menor cantidad de agua debido al engrosamiento de la raíz, el tallo o las hojas. Si bien el ejemplo más común es el cactus, otras familias han desarrollado esta característica, aún sin tener vínculos genéticos entre sí.

La etimología del nombre lo dice todo pues deriva del griego succus, que significaba agua. El almacenamiento se produce en las hojas que se caracterizan por su carnosidad, y en consecuencia pueden retener grandes cantidades de agua para sobrevivir en zonas áridas o bien adaptarse al interior de una casa, siempre que se encuentren cerca de una ventana para recibir abundante luz.

Las suculentas resultan un verdadero ejemplo de supervivencia por cuando han mutado sus necesidades originales hasta lograr asimilar una nueva manera de estar en el mundo: toda una demostración de flexibilidad y adaptación que constituye un arquetipo a imitar en estos tiempos complejos, donde los paradigmas modernos van cediendo ante el arribo de la era de Acuario y los postulados de la postmodernidad.

Las suculentas tienen un significado poderoso según el feng shui, por cuanto implican tanto la capacidad para hacer frente a la necesidad de cambios sustanciales como la función de protectoras del hogar, ya que favorecen la armonía y purifican el ambiente. Se recomienda que las pequeñas plantitas arriben como obsequio de alguna persona querida; en mi caso, la suculenta formó parte de los regalos de Marcela en ocasión de nuestro sacrosanto día del amigo.

De blogs y premios LVII

Desde el blog Emociones del día con Annette arribó durante el transcurso del año pasado el premio Infinity Dreams Award. Agradezco una vez más a Annette su generosidad y he de cumplir ahora con las reglas de esta distinción, que incluyen mencionar al blog del que proviene, publicar el logotipo, responder cuatro preguntas y nominar a su vez diez espacios virtuales para que reciban el premio.

En este caso las preguntas a responder son las siguientes:

  1. ¿Cuál es el sentimiento al recibir un premio por parte de otros bloggers? Serían dos en mi caso: agradecimiento por la gentileza y alegría por el reconocimiento.
  2. ¿Cuál es la primera idea al elaborar una entrada de premios? No es uniforme en todos los casos, así que depende de las circunstancias.
  3. ¿Cómo fue tu reacción la primera vez que recibiste un premio? Me emocioné, ignoraba que existían. Fue Aquileana, la autora de La Audacia de Aquiles, quien pensó en mi blog aquella vez.
  4. ¿Cuál sería el nombre de un premio, si fueras su creador? Premio bell@espíritu.

Aquí van los nominados en esta oportunidad:

  1. Respira y vive: desde Venezuela, Jessica comparte opiniones y sueños.

2. Benolsam: y sus hermosas fotografías.

3. Ana Centellas: y su aventura literaria.

4. Throttle For Blogger: pasión por viajes y gastronomía.

5. Eyes on Europe and Middle East: interesantes publicaciones sobre derechos humanos y geopolítica.

6. Sweta Ojha: una muy joven novelista y sus pasiones.

7. Mis cabos sueltos: mi compatriota Marta y sus vivencias desde Tandil.

8. Rene Amador Pontaza: o el éxito futurista.

9. La palabra absoluta: un sitio para disfrutar.

10. Un día de febrero: y una autoria que nació en el mes más corto del año.

Muchas gracias a todos por compartir sus contenidos en la blogósfera.

Fango termal

El cacique Pismanta gobernaba los pueblos huarpes del norte de la provincia de San Juan, enclavada al pie de la cordillera de los Andes. Durante un largo período defendió bravamente a su gente del dominio conquistador hasta que el cacique Angaco, soberano del sur, celebró una alianza con los extranjeros para asegurarse su ilusoria continuidad en el poder.

A sabiendas del destino que los dioses le habían anunciado para su pueblo, Pismanta se refugió en una cueva junto con su familia. Un temblor sacudió las raíces de la tierra, los aborígenes lo buscaron desesperadamente y encontraron en el lugar sólo piedras y una corriente de agua caliente que manaba sin pausa: asociaron el descubrimiento con las lágrimas de Pismanta, quien desde las entrañas de la Pachamama ofrendaba esta fuente termal a los futuros habitantes de su querido terruño.

La falla geológica volcánica de Pismanta inspiró a la fundadora de la empresa Nell Ross, que hace más de 20 años elabora productos cosméticos con principios activos extraídos de esta fuente termal. Contienen oligoelementos y minerales nutritivos propios de la misma tierra, entre los cuales el fango termal es un clásico de la línea: hidratación, firmeza y limpieza de la piel son sólo algunos ejemplos del beneficio que trae aparejado el uso periódico de este producto natural.

Lolita, artesanías sustentables, plumitas perfumadas

Etiquetas

, , , , ,

Seguramente no tenía nombre cuando deambulaba por el centro de la ciudad, en absoluta soledad y desde que era muy pequeña. En un local comercial le daban de comer sobras y no se ocupaban de su triste condición callejera: era útil para mantener a raya a los roedores, habitantes indeseables de todas las urbes.

Mientras iba creciendo sin afecto, su futura madre humana superaba con indomable voluntad una enfermedad del cuerpo que creció a partir de la tristeza del alma. El tiempo y la evolución de la conciencia fueron madurando decisiones, hasta que Silvia comprendió que la única forma de sanarse era dejar atrás estructuras caducas que reprimían su potencial interno.

Cuando las células comenzaron a internalizar la energía proveniente de la nueva vibración, Silvia comenzó a buscar una compañera para su recién estrenada soledad. Su hermana había visto en varias ocasiones a la pequeña gatita; un día le pidió permiso al empleado del local para llevarla a un veterinario y recibió una respuesta indiferente pese al estado de salud deplorable que se advertía a simple vista.

Curaron sus orejas peladas por el frío, la vacunaron y desparasitaron, y así Lolita llegó a la vida de Silvia para brindarse mutuo amor y compañía. La expresión serena y la belleza de su pelaje denotan el afecto que recibe a diario y ella tributa el mismo amor incondicional: ambas se han encontrado para dejar atrás días difíciles y transitar juntas esta nueva etapa del camino.

Artesanías sustentables

El Informe Brundland, del año 1987, fue elaborado por la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo, foro principal del Programa de Naciones Unidas (PNUMA). En este documento se determinó por primera vez el concepto de desarrollo sustentable, aquel que tiende a satisfacer las necesidades de las generaciones actuales sin comprometer los recursos necesarios para el devenir futuro.

Para que el progreso material actual no signifique depredación del medio ambiente o extinción de recursos naturales, los países deben desarrollar políticas públicas y educativas que promuevan un cambio de paradigma al respecto. Así, el reciclado de basura inorgánica para ser empleada en materiales reutilizables, la basura orgánica como abono vegetal, la energía undimotriz producida por la fuerza de las olas marinas, la agricultura ecológica y el ecoturismo son sólo algunos ejemplos de desarrollo sustentable.

Pero más allá de la responsabilidad social de los gobernantes, hay personas que proyectan sus creaciones con conciencia ecológica a partir del reciclado creativo de desechos como madera, cuero sintético, trapos, descartes eléctricos y papel. Las artesanías sustentables no sólo reciclan materiales y reducen residuos, sino que contribuyen a partir del ejemplo a evitar la obsolescencia programada de las fabricaciones industriales.

Selemías Diseños Ecológicos elabora artesanías para regalar y regalarse con materiales reciclables tan originales como accesibles: pendientes, billeteras y agendas son sólo algunos ejemplos al respecto.

Plumitas perfumadas

La elección de una fragancia no es un tema menor para aquellas personas que consideran al perfume un integrante de la propia identidad. Sabido es que se pueden testear las casi innumerables posibilidades que ofrece ese mundo alquímico y misterioso quizás sin suerte al respecto durante años, hasta que se produce el arcano encuentro con la composición ideal.

En este cometido resultan aliadas las minitallas o muestras, que pueden provenir de la comercialización que realizan algunas casas para posibilitar el testeo previo de los fervientes compradores, o bien del obsequio por compra que, con buen tino, practican algunas líneas y perfumerías de fuste.

En Argentina, estimo que con pésima visión comercial, son pocas las líneas que ofrecen muestras por compra: justo es reconocer que Kiehl´s es generosa en cuanto a cremas y Natura incluye también fragancias en este cometido, aunque presumo que en este último caso debe tener que ver la visión de la consultora. En mi caso, Micaela fue generosa al respecto y pude testear así dos perfumes de esta línea presentados en forma de plumitas, que difieren de las minitallas por cuanto no se encuentran realizadas con el mismo diseño del frasco original.

Amis es una clásica fragancia de la familia floral-frutal con notas de naranja tangerina destinada a un público joven, que en su packaging original incluye brillo para labios incorporado al frasco; Luna posee una composición más compleja con notas frutales de salida integradas por mandarina y pomelo, notas corazón florales de rosas turca y damascena y jazmines egipcio y sambac, en tanto que las notas de fondo contienen patchuli, vetiver y cedro; me ha sorprendido gratamente con una moderada y aceptable longevidad y configura una buena opción para el uso diario.

El maestro del Prado, sol guaraní, confituras de baño

Etiquetas

, , , , , ,

Los traslados que demanda cada periplo que se emprende representan horas que sumergen al viajero en un limbo temporal hasta que se arriba a destino; la predisposición y la paciencia son fundamentales para no amilanarse ante cualquier contratiempo que pueda surgir sobre todo en cuanto a horarios, tan volubles cuando de compañías aéreas se trata.

En estos casos, según mi opinión, el mejor compañero para las esperas es un libro que no sea denso en volumen ni en contenido, ya que es difícil concentrarse en temas demasiado profundos ante el tedio o el sueño. El maestro del Prado, de Javier Sierra, fue mi compañero durante el viaje a Montevideo, demorado seis horas respecto del horario previsto por contingencias varias.

El libro se encuentra narrado en primera persona por el autor, quien recuerda una serie de encuentros con un personaje misterioso en el ámbito sobrecogedor del Museo del Prado. Sierra era por aquel entonces un joven de 19 años deslumbrado por Madrid, por la vida universitaria y por las mujeres bellas; la pinacoteca española le brindaba refugio y distracción y un día, mientras contemplaba La Perla, una de las maravillas que nos legara el artista de Urbino, entabla relación con el enigmático Luis Fovel.

Los encuentros se prolongan en el tiempo y comienza un vínculo en el que Sierra asume el rol de atento discípulo mientras Fovel lo inicia en los secretos ocultos en las pinturas a las que denomina proféticas, cuya autoría se debe a maestros como Rafael, Da Vinci, El Bosco, Tiziano o El Greco. Todos ellos tenían algo para revelar pero las épocas en que vivieron no eran propicias y la Inquisición se encontraba en pleno apogeo: el conocimiento acerca de misterios como el Santo Grial, la naturaleza de los ángeles o ciertas doctrinas eran peligrosos y su transmisión, una herejía.

Desde el punto de vista artístico, la novela ofrece una buena descripción de las obras que cita así como ilustraciones de las mismas, examinando con una mirada crítica los peculiares secretos que se esconden en cada una. Sin embargo, a la historia le falta un desenlace convincente, una coherencia magistral que conglobe tantas citas, detalles y datos; no obstante, resulta una buena opción para aquellos momentos en que alcanza con una lectura ligera. Y, decididamente, renueva la curiosidad por el misterio arcano que encierran algunas de las obras que se encuentran en el maravilloso Museo del Prado.

Sol guaraní

Los conquistadores españoles, encandilados por el brillo refulgente del oro que reproducía la efigie del poderoso dios del sol, cruzaron el océano provistos tanto del metal como de las semillas de Helianthus annuus o girasol. Lejos estaban de imaginar que la planta simbolizaba para los pueblos originarios tanto la rebeldia como la devoción de una indómita princesa guaraní.

Los caciques Pirayú y Mandió habitaban pacíficamente las costas del río Paraná; la amistad entre ambos guerreros posibilitaba una convivencia armónica de sus pueblos. Mandió, convencido de la conveniencia de unir ambas dinastías, ofreció a Pirayú nada menos que a su primogénito para que contrajera matrimonio con la hija del último, la bella princesa Carandá. Pero el progenitor sabía del amor a la libertad de la joven y rehusó amablemente la oferta: Carandá había consagrado su vida al culto solar, era una sacerdotisa del astro al que veneraba desde corta edad.

La ira de Mandió no tardó en estallar y una tarde en la que Carandá se alejó navegando en su canoa para contemplar la puesta del sol, el humo comenzó a esparcirse por la orilla del río. Con un presentimiento funesto la joven retornó remando sin pausa y al descender para contemplar el desastre fue capturada por Mandió, quien le hizo saber que habría de cumplir su rol de esposa o en su defecto sería sacrificada, como su pueblo, entre las llamas.

Lejos de amilanarse por el cautiverio, Carandá elevó en silencio una oración al astro rey: Kuarahy, clamó desde su fuero interno al sol guaraní, no permitas que pierda mi libertad y profanen mi voto. El dios escuchó la plegaria y sus rayos envolvieron el cuerpo de la doncella, que ante la mirada espantada de los captores desapareció brotando en su lugar una planta estilizada que gira, devota, en torno a la luz solar.

El dije fue adquirido por Juan en The National Gallery y pertenece a la serie Los Girasoles.

Confituras de baño

Una bomba de baño es algo más que un producto cosmético caprichoso: es una pequeña burbuja de aceites esenciales que hidrata, relaja y libera el estrés. Después de una jornada densa, no hay mejor descanso para el cuerpo y el alma que sumergirse en una bañera con agua caliente y escuchar el siseo efervescente que preanuncia un merecido momento de placer.

Por lo general se presentan en forma de esferas o pastillas de diversos tamaños y colores y pueden también derretirse como espuma, arcillas aromáticas o sales hidratantes; si bien las empresas que las producen indican que deben emplearse en su totalidad, si el tamaño del producto es considerable se puede cortar con cuidado y reservar el resto para otra u otras oportunidades.

Victoria´s Secret elaboró una edición limitada de pequeñas bombas de baño individuales con formato de confitura y perfumadas con la fragancia Tease, que incluye en su composición vainilla negra, pera y gardenia: una explosión aromática para disfrutar luego de un día de labor intensa.

Vulnerabilidad, Circo Imperial de China, Green Tea Mask

Etiquetas

, , ,

Vulnerabilidad, vocablo compuesto de origen latino, proviene del sustantivo vulnus que significa herida, la partícula abilis que implica posibilidad y el sufijo dad, que indica cualidad. Vulnerabilidad, entonces, es la cualidad o capacidad de una persona para ser lastimada o herida.

En tanto seres que transitamos por la existencia provistos de máscaras sociales para desempeñar diversos roles o para resguardarnos de las opiniones de los demás, arrastramos creencias y mandatos que nos impiden develarnos como somos bajo apercibimiento de ser tachados de débiles, incapaces o pusilánimes. En todo momento y ocasión debemos demostrar fortaleza, capacidad, determinación: en suma, la vulnerabilidad tiene mala prensa y mostrarse vulnerable es un defecto, o una inexcusable debilidad.

La semana pasada mi hijo fue sometido a una intervención quirúrgica para reparar el ligamento cruzado de la rodilla izquierda, lesionado luego de brutalidades y descuidos propios de los deportes de contacto. Con el corazón en la mano y el alma en un puño lo acompañé hasta que se lo llevaron al quirófano, mientras con una sonrisa forzada procuraba infundirle tranquilidad; después transcurrieron dos horas que se prolongaron, eternas, hasta que el enfermero vino a buscarme con una sonrisa cuando ya se encontraba nuevamente en la habitación de la clínica y la operación había concluido exitosamente.

Y durante el curso de esas horas no fingí, no recurrí a la máscara, no disimulé: todo mi ser expresó la angustia que sentía ante la situación, ese miedo irracional que se instala como una garra cuando nuestros hijos padecen algún traspié de salud, por menor que sea. Tal vez porque la maternidad es un voto irrenunciable, tal vez porque nuestra aura los abarca aunque hayan transcurrido años desde que los tuvimos en brazos por primera vez, aceptamos humildemente en momentos difíciles nuestra omnipotencia ilusoria y elevamos una oración a la Divinidad para que los preserve, con conciencia absoluta de nuestra humana vulnerabilidad.

Circo Imperial de China

El magnífico espectáculo denominado El panda y la naturaleza, en el que los artistas del Circo Imperial de China despliegan técnicas tan asombrosas como milenarias, se encuentra recorriendo este año diversos países de Latinoamérica. Innumerables son las distinciones recibidas por los integrantes de este Circo en el que los pandas son marionetas humanas gigantes que cuentan una historia encantadora: medallas de oro en el Festival Mondial du Cirque de Demain en París, de plata en el Festival Internacional de Montecarlo, primeros premios en el Festival Circuba cubano… Asia y Australia también fueron parte de la gira de este show internacional, cuyos artistas dejan boquiabierto al público con sus habilidades.

La avant premiere se llevó a cabo en la ciudad y tuve la suerte de concurrir invitada por Marcela. Luego de la recepción inicial con café y una copa de espumante champagne nos dispusimos a disfrutar de una puesta en escena tan osada como compleja, que contaba con más de 40 artistas. A las técnicas circenses clásicas se adicionan coreografías plenas de luz y color, efectos especiales y un vestuario que potencia el despliegue de habilidades de los integrantes, mientras cada cuadro configura una composición mágica acerca de la historia del panda y la naturaleza.

La labor de los artistas, acróbatas consumados, combina técnicas milenarias con contorsionismo increíble, trabajo con diábolos cuya historia se remonta a casi 4.000 años atrás, malabarismos y torres humanas que cortan la respiración. Claro que nada se encuentra librado a la improvisación: más de un año de ensayos e inversión millonaria son necesarios para lograr la excelencia de un espectáculo de estas características y la ciudad reconoció este esfuerzo: las localidades agotadas obligaron a añadir otra función a las inicialmente previstas antes de la partida hacia nuevos éxitos.

La fotografía resulta mérito exclusivo de Marcela.

Green Tea Mask

Las catequinas, sustancias antioxidantes propias de la composición del té, pertenecen a la familia de los flavonoides y poseen tanto propiedades medicinales como rejuvenecedoras para la piel. Si bien se encuentran en general en todas las variedades, el té verde las contiene en cantidad tal que ayudan a combatir la proliferación de los inclementes radicales libres, responsables del proceso de envejecimiento.

El empleo de té verde en cosmética es relativamente nuevo y se debe en gran medida a Oriente, ya que en aquellas tierras existe un verdadero culto tanto por el cuidado de la piel como por el consumo de esta noble bebida. Las manchas debidas al sol o a la edad, los brotes de acné y las inflamaciones por irritación pueden ser visiblemente atenuadas por el empleo de cosméticos con té verde en su composición.

MJCare es una compañía de cosmética coreana que se especializa en máscaras faciales, en cuya composición emplean principios activos naturales y agua de hamamelis; la distribución no es sencilla en esta parte del planeta, pero se pueden conseguir en Tina&Co, encantador sitio ubicado en pleno Barrio Chino de Buenos Aires. Y beber en el tercer piso del lugar, luego de adquirir una considerable provisión de máscaras, alguna taza de té verde de buena calidad para incorporar al organismo una buena dosis de aminoácidos saludables como las teaninas, responsables de la intensidad del gusto de esta infusión.

Nuevo ciclo maya, de blogs y premios LVI, nostalgias de México

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Nuestro calendario, empleado como sistema de medición del tiempo, tiene su origen en Roma; de ahí la etimología del vocablo calendarium, tal como llamaban los romanos a los libros contables. El tiempo era medido originalmente en ciclos lunares y la calenda el primer día del mes, que coincidía con la luna nueva; no era una fecha propicia por cuanto era el día en que debían abonarse indefectiblemente todas las cuentas. De hecho, calenda proviene del verbo calare, qie significa llamar o gritar, ya que a vivas voces se anunciaban en la puerta los inclementes recaudadores romanos.

También los mayas, pueblo sabio y preclaro, basaron su calendario en el ciclo lunar de 28 días de 13 lunas, que da como resultado 364 días más una jornada que llamaron fuera del tiempo dedicada a la paz y a la sincronía universal, bastante lejano en su concepción del materialismo romano. Esta fecha corresponde al alineamiento de la estrella Sirio con el sol y la Tierra, que tiene lugar cada 25 de julio: al día siguiente comienza el nuevo año maya.

El sello de la Tormenta Espectral que tuvo su influencia hasta el último 24 de julio ha dado lugar al año de la Semilla Cristal Amarilla: la liberación y limpieza por la que transitamos durante el tiempo de la Tormenta ha de permitir que surja una nueva siembra de una nueva conciencia, para desterrar las creencias y soltar los miedos que durante el ciclo anterior debían ser desterrados.

El año de la Semilla propone una manera de florecer que implica un despertar colectivo, con en el que cada persona ha de contribuir a partir del ejercicio de herramientas sanadoras: el arte en cualquiera de sus formas como transmutador, la práctica del amor hacia sí mismo como primer escalón hacia el amor universal y el contacto con el silencio para encontrar la propia esencia. La maestría es conjunta y cotidiana: un paulatino cambio de piel para que asomen brotes menos condicionados, más tiernos y vibrantes.

De blogs y premios LVI

Nuevamente por la generosidad de Junior y su blog homónimo arribó a este espacio virtual en el pasado mes de septiembre el Premio Blogger Recognition Award y los Premios Dardo. Agradezco a Junior su renovada gentileza y he de cumplir con las reglas al respecto, que implican publicar el logo del premio, mencionar y linkear el blog del que proviene y nominar a su vez a quince blogs a la misma distinción.

En este caso, los nominados son:

1) Singularette: reflexiones de una soltera singular.

2) Cajón desastre: Borja es psicólogo, gallego con una pizca grancanaria y escritor.

3) Looking A Discount: ofertas gastronómicas desde Portugal.

4) Site Title: otro sitio para dejarse tentar por la gula.

5) Pesquisa & Direito: aguda crítica social desde Brasil.

6) Elisheva2016: novel integrante de la blogósfera.

7) Tusitaladecai: análisis, relatos y opiniones.

8) Mdorantess: temas diversos acerca de mi querido México.

9) Simple Ula: Ula vive en Canadá y transmite su visión optimista de la vida.

10) Viry Franco: desde Monterrey, apasionada por los perros.

11) Inside the Makeup Barcelona: la magia detrás del maquillaje.

12) ArteDBC: la vida del lienzo.

13) Alseranix: poesía, relatos, reflexiones.

14) Vivir hoy: porque siempre hay algo que contar.

15) Indian e Tourist Visa: una guía para deambular por la India.

Gracias a todos por su participación en la blogósfera.

Nostalgias de México

Han transcurrido algo más de dos años desde mi última visita a México y la influencia del comienzo del año maya motiva una persistente sensación de nostalgia por ese país místico y multicolor. No sólo he sido feliz allí: los periplos por sus tierras fueron legados de aprendizaje espiritual, el único que en definitiva debería importarnos.

Recuerdo nítidamente la visita a Puebla y su cerámica de Talavera así como las exquisiteces de la cocina poblana. Los artesanos que se establecieron en la zona a fines del siglo XVI se tornaron maestros en el moldeado de la loza de tono marfil fileteada con gracia en innumerables diseños, de calidad inmejorable debido a las arcillas que se obtienen del fecundo suelo mexicano.

Durante el curso de nuestra estadía en el hotel Zócalo Central miré y admiré las hermosas piezas de cerámica que ornamentaban cuartos y espacios comunes. Y durante unos días el cofre que se encontraba en nuestra habitación alojó los productos de L´Occitane Almond Collection adquiridos para solaz del cuerpo, mientras el alma se embriagaba de arte y tradición mexicana.

Jadeíta, suntuoso aquelarre, Good Soap

Etiquetas

, , , , , ,

Con una denominación derivada del término jade, la jadeíta fue diferenciada de la nefrita recién a partir del siglo XIX; hasta entonces, ambas eran conocidas como jade. Los yacimientos de mayor calidad se encuentran en Myanmar y en Guatemala; en este último los pueblos originarios obtenían el material para tallar sus máscaras ceremoniales, para muestra, la célebre pieza de Tikal.

El mismísimo Confucio aconsejaba el empleo de la piedra para potenciar los valores de modestia, sabiduría y justicia debido al potencial energético que encierra en sí misma. Los egipcios la empleaban como medio de interpretación de sueños y mayas y aztecas tallaban armas y objetos ceremoniales en colores que oscilan entre blanco, negro, malva, amarillo y verde según los minerales que se encuentren en su composición, siendo este último el más admirado por sus filamentos y por las propiedades curativas que se le han atribuído a través de los siglos.

En la cosmogonía maya los dioses otorgaron una misión a cada ser humano, animal y mineral que se encuentra en la Tierra. Al finalizar la tarea y pese a su condición divina, se dieron cuenta que habían olvidado crear una criatura que llevara buenos deseos y pensamientos de un ser humano a otro y procuraron remediar el error, pero se habían agotado el barro y el maíz, materias primas de la creación. Entonces tomaron una piedra de jadeíta y tallaron una flecha de mínimo tamaño que al soplarla cobró vida: el x ts´unu´um o colibrí reflejó todos los colores al desplegar sus alas.

Cuando la vanidad de los hombres los impulsó a atrapar al colibrí para adornarse con sus colores, los dioses lanzaron una severa advertencia y prometieron castigos ejemplares a quienes osaran privar del libertad al pequeño pájaro, porque la misión encomendada al ave era sagrada. Desde entonces la presencia del colibrí en el jardín o en los árboles de un hogar implica que alguien envía buenos deseos y piensa con afecto en sus habitantes.

La jadeíta fotografiada por Juan fue traída como obsequio generoso de otras tierras por Marcela.

Suntuoso aquelarre

El 20 de julio no es un día más para quienes profesamos el culto del afecto, sino una fecha para celebrar y honrar el vínculo por elección que se cimenta en una de las más nobles de las relaciones humanas: la comunidad de almas que implica la amistad. Qué mejor festejo entonces que un aquelarre, esa reunión íntima y vedada al ojo profano en la que desnudamos el ser profundo frente a nuestras compañeras de ruta.

En esta oportunidad nos reunimos alrededor de la mesa de Marcela provistas de obsequios, Oráculos y una botella de buen vino donada por Juan al efecto, para departir en torno a los manjares que con inmenso cariño preparó la dueña de casa. Fue una extensa reunión que comenzó en horario europeo y se extendió horas después de la medianoche, lapso de tiempo en el que transitan las hechiceras.

Suntuoso es un adjetivo calificativo que recuerda algo magnífico o espléndido, cuya etimología remite al latín sumptuosus que significa “abundante en”. Suntuoso fue nuestro aquelarre no sólo en prolíficos regalos y manjares a degustar, sino en la abundancia de afecto y alegría ante las horas de confidencias y compañía mutua. Suntuoso es nuestro camino por habernos encontrado y recorrer juntas los tramos livianos y complejos de nuestras historias personales.

Good Soap

A veces los lugares comerciales transmutan en sitios de culto por obra y gracia de la atención, la originalidad y el diseño, y concitan la atención de los clientes por algo más que el mero hecho de comprar. Un allure diferente, una atmósfera distintiva atrae hacia el interior de tiendas pequeñas o monumentales concebidas como un mundo de fantasía, donde el buen gusto es la piedra fundamental.

Anthropologie impactó de lleno en mis ojos asombrados cuando nos sumergimos en Chelsea Market mientras paseábamos sin rumbo por Nueva York. Cada detalle de cada rincón de la tienda invitaba a detenerse, admirar y ponderar; entre la originalidad de los diseños de indumentaria y la profusión de objetos bellos para el hogar se encontraban múltiples líneas de perfumería y cosmética que impregnaban el aire con sus fragancias.

Good Soap es la marca de jabones elaborados con elementos naturales, ultrahidratantes y enriquecidos con extractos de plantas. Almond Milk es una de las variedades, tan reconfortante al derretirse sobre la piel que remonta a los baños de leche de la última reina de Egipto.

Montevideo, el Mercado Agrícola, Carrasco

Etiquetas

, , , , , , ,

  El avión de Amaszonas gira en el aire durante un rato hasta obtener autorización para aterrizar en el aeropuerto de Carrasco; no me sorprende, pues arribamos con seis horas de retraso por una pluralidad de causas: el clima, el caos en Aeroparque por los vuelos cancelados al sur debido a las nevadas, la niebla que cubría el cielo de Montevideo que impidió la salida en horario del vuelo a Buenos Aires… durante la espera, consumí buena parte de la lectura de El maestro del Prado y procuré disfrutar de la inminente partida.

Montevideo me recibe con una temperatura inusual y gélida: el viento potente ha ahuyentado a los runners y caminantes que suelen desplazarse a toda hora por la costanera del Río de la Plata. Susana me esperaba al mediodía y finalmente aquí estoy, cansada pero feliz de encontrarme una vez más en esta ciudad que he visitado una y otra vez para encontrarme con mi querida amiga.

Desde el confortable departamento de Susana, en el tradicional barrio de Pocitos, acordamos realizar las actividades que el clima permita, pasear con tranquilidad por la ciudad en la medida de lo posible y disfrutar de la mutua compañía y de las confidencias interminables. Habrá tiempo para visitar a la familia de mi amiga, dar unas vueltas por los distintos rincones, comer en algunos de los lugares característicos y realizar algunas compras. La inclemencia del viento persistente no logra opacar el sol y nos impulsa a almorzar al otro día en algún lugar confortable; la madre de mi amiga, gentilmente, nos invita a instalarnos en el piso 25 del hotel Radisson y desde su restaurante contemplar la fabulosa vista de la ciudad.

Situado frente a la Plaza Independencia, desde la que se desprende la Avenida 18 de Julio, este tradicional edificio ha permanecido vigente debido a sus servicios pensados tanto para el turista como para quienes se encuentran en viaje de negocios, cuenta con un confortable spa y en el restaurante se puede optar por diversos platos. Entre degustaciones y charlas, la mirada se dirige una y otra vez, sin poder evitarlo, hacia los contornos rotundos de la costa bordeada por el río: la nitidez del cielo permite contemplar, a lo lejos, el perfil torneado del cerro que custodia la ciudad.

El Mercado Agrícola

Montevideo se caracteriza por la vida palpitante que transcurre en sus ferias y mercados; en esta ocasión no visitaremos el clásico Mercado del Puerto emplazado en el corazón de la Ciudad Vieja, sino el Mercado Agrícola, en el antiguo barrio de Goes, que desde su inauguración en 1913 dotó a la zona de impronta propia con su perfil parisino.

Cuando el antiguo poblado inició su expansión perdiendo la fisonomía de ciudad-fuerte  para detener el avance de los portugueses tal como había sido fundado, los productos alimenticios comenzaron a comercializarse en espacios abiertos donde llegaban y se reunían productores tanto de la zona como del interior. Hacia 1866 la Plaza de las Carretas, situada entonces en las proximidades del actual Palacio Legislativo, era suficiente, pero el correr de los años determinó la necesidad de establecer un lugar cerrado con normas de salubridad. Así fue que se inauguró el Mercado Agrícola, previa elección del predio entre los donados al Estado por particulares siendo elegido el de propiedad de Carlos Crocker, miembro fundador de la Asociación Rural.

El edificio diseñado por los arquitectos Antonio Vazquez y Silvio Geranio, el último construído en hierro de la ciudad, fue declarado Monumento Histórico en el año 1999. Diez años más tarde, la intendencia inició un proceso de recuperación y puesta en valor que concluyó en 2013, realzando el patrimonio arquitectónico con un polo cultural, ofertas gastronómicas varias, locales de productos frescos y alimentos orgánicos así como artesanías y productos típicos.

Entre las opciones para sentarse a disfrutar de un capricho gastronómico se encuentra Pellicer Parrilla Gourmet, con un asador giratorio cuyo fuego brilla con un envolvente fulgor. El patio de comidas ofrece varias opciones, desde el sabor cubano en Chekere, pastas en Dei Vila o la clásica pizza de El Horno de Juan. En nuestro caso, desayuno tardío mediante, optamos por saborear en El palacio del café una infusión intensa y luego continuar deambulando.

Carrasco

Cuando la población montevideana logró superar el recelo que le causaba la presencia de las aguas que bordean la ciudad, allá por el siglo XIX, las clases dirigentes comenzaron a delinear construcciones con acceso a la playa. El furor por los balnearios en Europa y más tarde la pasión por el bronceado propiciada por Cocó Chanel potenciaron la arquitectura costera, que se radicó hasta principios del siglo XX en el barrio de Pocitos.

Más allá sólo existían médanos, agua y las estancias de los primeros habitantes de Montevideo. La zona tenía potencial y se encontraba lo suficientemente lejos del poblado para evitar el acceso masivo a las aguas, inevitable en Pocitos. La burguesía de la época se inspiró en los balnearios europeos, sus hoteles de lujo y mansiones aledañas. En los terrenos de los herederos de Sebastián Carrasco, uno de los primeros colonos de la zona, Alfredo Arocena trazó los contornos de un barrio-jardín con acceso a la playa y encargó el proyecto al paisajista francés Carlos Thays.

Corría el año 1912 y la Primera Guerra Mundial habría de interrumpir las pretensiones de exclusividad de las clases altas. Pero la culminación de la contienda permitió que los médanos fueran domados, los árboles cubrieran calles y jardines y los emprendimientos como el hotel Casino Carrasco dominaran con su aire señorial el paisaje de Montevideo hasta la fecha. Inaugurado finalmente en el año 1921, de arquitectura francesa con reminiscencias clásicas y estatuas de mármol de Carrara de los jardines, fue símbolo y corazón de Carrasco y motor activo de su crecimiento.

Los visitantes, en tiempos en que los viajes estaban reservados a millonarios y aventureros, eran tan eclécticos como el piloto alemán del escuadrón del Barón Rojo que enseñaba natación en la playa o el embajador inglés en Uruguay, Eugen Millington Drake. En sus mesas de ruleta se perdieron fortunas frente a las aguas azules características del paisaje, bordeado por la rambla de Montevideo.

Invierno austral, preguntas de historia y filosofía, Agua de kananga

Etiquetas

, , , , , ,

Cuando la energía del invierno se despliega silenciosamente en el hemisferio austral, coincide con el signo zodiacal de Cáncer y su impronta acuática. Cáncer, contenedor y receptor del principio matrístico universal, se asemeja al útero en tanto vasija receptora de todas las formas, en el que todo se aquieta y se nutre hasta que llegue el momento de emerger, cuando las circunstancias externas se tornen propicias.

En las culturas antiguas el solsticio de invierno era un hito fundamental, por cuanto el sol comenzaba a retacear su influencia benéfica y se sucedían largos meses en los que probablemente el hambre iba a llevarse algunas vidas. La ausencia del calor solar procuraba mitigarse con el más misterioso de los cuatro elementos: el fuego. Alrededor de las fogatas se reunían los miembros de las comunidades, contemplando la transformación de la materia densa en sutil a partir de la acción de las llamas.

La energía uterina del invierno implica la rueda de muerte y renacimiento porque contiene en sí el embrión que emergerá en primavera. Es tiempo de recogimiento y de reflexión, una magnífica posibilidad que se repite en cada ciclo anual para acoplarse a la naturaleza y entregarse a esa indefinible sensación de melancolía que el invierno trae consigo, junto con la luz restringida del día y la visión de los árboles desnudos a merced del viento.

En mi barrio las hojas han caído y el camino que oscilaba entre un tornasol de amarillos intensos y verdes rotundos aparece despojado de todo tinte y color; el mar, a pocas calles, es una masa profunda sin horizonte definido. Y una vez más la pluma de Borges coloca las palabras en su punto exacto, y todo lo demás carece de sentido: “…Pienso (ya lo he pensado) / que en este invierno están los antiguos inviernos / de quienes dejaron escrito / que el camino está prefijado / y que ya somos del Amor o del Fuego…”.

Preguntas de historia y filosofía

La dupla compuesta por Felipe Pigna y Darío Sztajnszrajber, historiador y filósofo, escritor y docente respectivamente, se constituyó una vez más en la ciudad para disertar acerca de temas universales como el amor y la muerte, la religión y el poder. Confieso que me sorprendió la afluencia de público habida cuenta que un sábado por la noche suele ser una velada dedicada a placeres menos profundos, pero el teatro desbordaba de gente ansiosa por escuchar la charla mano a mano que durante casi dos horas llevaron a cabo los descontracturados expositores.

Ambos distan bastante del estereotipo intelectual predominante en el imaginario: Pigna ha sabido interpelar la historia de una manera desenfadada y desmitificarla ante un público masivo; Darío Z, como suele identificárselo dado su impronunciable apellido, ha hecho hincapié en un modo de interpretar la filosofía descontracturado y contracultural, tanto desde la docencia universitaria como desde sus participaciones en radio. El resultado es el abordaje de conceptos teóricos con un lenguaje llano y claro que resulta ameno y coloquial, de ahí el éxito de la propuesta.

Si bien historia y filosofía son disciplinas independientes se encuentran intimamente entrelazadas, por cuanto historia es también historia del pensamiento y el pensamiento resulta origen y razón de ser de la filosofía. En el escenario la dupla se complementa a la perfección: mientras Pigna es sereno y moderado en la manera de transmitir el conocimiento, Darío Z es sarcástico, incisivo y locuaz. Con este ensamble peculiar, ambos han logrado interesar a personas no vinculadas con el ámbito académico tanto en el ejercicio del pensar como en la deconstrucción de conceptos establecidos como verdaderos.

La fotografía corresponde a la imagen publicitaria del evento.

Agua de kananga

Cuando Robert Murray lanzó en el año 1808 la colonia que se comercializó como Murray&Lanman Florida Water, lejos estaba de imaginar que la fragancia alimonada con toques de almizcle y canela iba a perdurar a lo largo de casi 220 años convirtiéndose en un clásico del tocador de hombres y mujeres, sobre todo en el curso del siglo XIX. El secreto de la fórmula fue celosamente guardado y, a la fecha, aún no se conocen de manera cabal sus componentes.

Con el tiempo la compañía fue lanzando otras fragancias, siempre con la composición de aguas perfumadas, que adquirieron carácter mítico y comenzaron a emplearse tanto para elevar la energía y repeler vibraciones densas como para perfumar ambientes y tonificar la piel después de un baño de inmersión. Actualmente se puede escoger entre varios aromas: ruda, patchuli, kananga, rosas, sándalo, canela… una pluralidad de elixires para todos los gustos, cuya distribución se limita a algunos comercios con características especiales.

El aceite esencial de ylang-ylang o cananga odorata es originario de un árbol que crece en Malasia, Indonesia y Filipinas, y constituye el componente principal de una colonia tradicional de la marca: el Agua de kananga. La fragancia es intensa y cremosa y recuerda vagamente al nerolí, la botella es generosa y se puede conseguir a un precio irrisorio. La mía fue adquirida en Padma y la he empleado como aura de protección, antes de acostarme para relajar el alma y a diario como colonia, dejando una estela indefinible a cada paso.