Etiquetas

, , , , ,

Del sánscrito Tara proviene uno de los nombres de la deidad femenina budista, la venerada bodishattva que renunció oportunamente a ingresar en el nirvana movida por su inmensa compasión. A ella están dedicadas las 108 cuentas del Japa Mala, cada una de las cuales se refiere a sus múltiples nombres que desde la plegaria convergen en meditación sanadora.

Etimológicamente, Tara significa tanto “estrella” como “aquella que hace atravesar”, en abierta alusión a su condición de guía de todos los seres hacia el conocimiento espiritual que trasciende el mundo de la ilusión. La sabiduría, ansiada y esquiva para aquellos que no pueden ver más allá de maya, es condición innata en Tara así como su inconmensurable compasión.

Su origen es tanto hinduista como budista: en el primer caso es Madre Creadora, Corazón de la Sabiduría y presencia bondadosa llamada para superar cualquier obstáculo material o espiritual; en el segundo es el aspecto femenino del Buda, que perfecciona su sabiduría a través de la compasión. Los colores que la representan aluden a cada uno de sus expresiones, de los cuales los más usuales son el verde y el blanco: Tara blanca implica compasión y despertar espiritual; Tara verde representa al Buda, su iluminación y desapego.

En tanto encarnación de las 21 manifestaciones de la deidad, en sus diversos aspectos es diosa del día en cuyo seno gira la rueda del tiempo como Madre Tierra de antiquísimo origen, cuya función es proteger a aquellos que transitan el océano de la existencia. En este último aspecto, Tara recuerda a la Virgen María como Stella Maris en su rol de diosa protectora de los navegantes

El camino para encontrar a Tara no requiere de esfuerzos densos. Basta simplemente con escoger un lapso de tiempo diario para permanecer en silencio, sentarse en oración y repetir para sí un mantra procurando conectar con la energía compasiva que existe en nuestro interior. La compasión es una actitud interna que redunda en una acción en el mundo: un gesto, una palabra amable o una sonrisa son ejemplos que constituyen el aspecto femenino sanador y reconfortante de Tara, y pueden ser llevados a cabo por todos y cada uno de nosotros.

De blogs y premios LV

Mélani, amorosa creadora del blog Canela y Miel, ha nominado a este espacio al premio Versatile Blogger en el transcurso del año pasado. Agradezco tardíamente su amabilidad y he de elegir en consecuencia aquellos blogueros que han de recibir el premio, que en esta oportunidad son los siguientes:

1) Highwaypay: sitio ecléctico con bellas fotografías.

2) 22:22: los días de Caro, desde Brasil.

3) rp60666: haikus y poesías.

4) Apps Reviewed: un fan de apps.

5) Cuéntalo, Savannah: un blog nuevo para comentar la actualidad.

6) 1 viagem, 2 visöes: recorridas por algunos países latinoamericanos.

7) Puntos de vista libre: para compartir en libertad.

8) Destino: La Naturaleza: fascinante blog, magníficas fotografías y una autora adorable.

9) Te miro, me miras… Nos miramos: María, sus letras, poesías y sueños.

Gracias a todos por su participación en la blogósfera.

Testeos atildados

La medicina tradicional china, a sabiendas de los efectos benéficos de plantas y flores sobre la mente y el cuerpo humanos, ha empleado el aceite esencial May Chang tanto para masajes como para estimular la energía bloqueada por causas emocionales. La elaboración se obtiene a partir del aceite esencial de litsea cubeba, un árbol de la famila del laurel que produce frutos pequeños de color rojizo y aroma cítrico con propiedades sumamente hidratantes y antibactericidas.

Vyvedas es la marca cosmética de origen brasileño que ha conjugado en su jabón líquido el aceite de litsea cubeba y la castaña del Brasil, obteniendo así un producto concentrado y muy refrescante que resulta además un potente limpiador perfumado, haciendo honor al lema que caracteriza a la marca: “rituais naturais de prazer”. El frasco que presidió mi baño diario arribó desde tierras cariocas como parte del lote de obsequios que eligió mi querido hijo.

Para desmaquillar la piel del rostro, el primer paso de la necesaria doble limpieza nocturna, he empleado durante un tiempo la leche rica Revitalift de L´Oreal, que promete hidratar e iluminar conjuntamente con la limpieza. Y luego de un testeo prolongado me encuentro en condiciones de evaluar que la textura, demasiado densa para mi gusto, no resulta atinada para una piel habituada a productos menos pesados.

Anuncios