Etiquetas

, , , , ,

serpentinaLa serpentina es un mineral compuesto por silicato de magnesio que se caracteriza por una estructura diferente al resto de los cristales, de color verdoso veteado con manchas oscuras cuya dureza es similar a la del mármol. Ambas cualidades conjugadas, belleza y dureza, la tornan apreciada en construcciones y ornamentos ya que los tonos verdes varían entre jaspe, antrico y traslúcido formando un contraste similar al de la piel de la serpiente, de ahí que los antiguos la emplearan para conjurar el veneno mortal producto de la mordedura de los ofidios.

Con el transcurso del tiempo y hasta bien entrada la Edad Media, la serpentina comenzó a utilizarse como amuleto para ahuyentar espíritus malignos y deshacer los tan temidos hechizos. De aquellas épocas datan las propiedades que hoy se asignan a la piedra, que equilibra energías negativas, contribuye al bienestar espiritual y es una aliada para la meditación: conviene colocar en el altar alguna serpentina en estado puro para contribuir con el aquietamiento de la mente.

La serpentina ejerce una poderosa influencia sobre el chakra coronario ya que ayuda a su equilibrio y limpieza, de esta manera atenúa los desequilibrios emocionales y propende a la activación de las capacidades psíquicas porque propicia el ascenso de kundalini. Estas propiedades la han hecho acreedora al título de Piedra Infinita, ya que su vibración profunda proyecta la energía positiva sobre aspectos físicos o psicológicos dañados, resultando sumanente útil en la cura de enfermedades.

Padma es un sitio maravilloso, en el que vale la pena perderse durante un buen rato para mirar y admirar la diversidad de objetos bellos que contribuyen a hacer más grácil nuestra vida. La piedra serpentina que recibí como obsequio navideño procede de este lugar encantado, gracias a la generosidad de mi querida Marcela.

El cumpleaños de Hilda

sofiaUna noche tibia y serena, una casa abierta y generosa, familia y amigos dispuestos a disfrutar y una variedad de exquisiteces para degustar fueron el marco perfecto para el cumpleaños de Hilda, quien llegó feliz y plena a la sexta década de su vida.

Un par de meses antes, mientras compartíamos un almuerzo como excusa para conversar acerca del devenir de nuestras vidas, me confesó que le causaba una inusual inquietud este cumpleaños en particular: tal vez el cambio de número, tal vez las convenciones que lo asocian a un estado predeterminado, lo cierto es que la sensación debía ser conjurada.

En dicha ocasión le recordé que en su caso había muchas razones para festejar: un matrimonio sólido, tres hijos, su madre que aún conserva la impronta de su belleza y la proximidad de un nacimiento próximo que la dotaría del título de abuela. Y así fue, porque Sofía nació en Argentina pese a que sus padres residen en Noruega, lejano país desde el que arribaron para que la pequeña pasara su primer mes de vida rodeada del amor de sus familias de origen.

La fiesta transcurrió entre conversaciones y risas, con la presencia mínima pero omnipresente de la pequeña personita que trajo consigo alegría y vitalidad a manos llenas. Hilda, resplandeciente de felicidad, transitó el cambio de década con Sofía entre sus brazos, coronando de esta manera un día inolvidable.

Feliz cumpleaños una vez más, Hilda querida.

Cuidados capilares

Natura Plant & Natura EkosDías plenos de verano, sol y agua salada. El mar depura, purifica y transmuta la energía acumulada; el mar sana, limpia y sacude nuestra estructura física inerme luego de los embates del entorno externo, que provocan un considerable cansancio producto del estrés.

Una zambullida en el mar pese a la temperatura del Atlántico renueva el cuerpo y el alma. Si es posible y la persona resiste el primer impulso de huir hacia el balneario ante el contacto helado, resulta una terapia positiva y gratuita chapotear con mayor o menor estilo entre las olas: la mente se mantiene en un saludable silencio y el cuerpo recupera energia al contactar con la Naturaleza.

Sol y agua resultan tan benéficos como depredadores de piel y pelo si no se toman los recaudos adecuados: emulsión solar con factor protector cada vez más alto cuanto mayor es la radiación y tratamientos que devuelvan al cabello el brillo y la hidratación perdida. En este último caso, el shampoo de la línea Ekos elaborado con aceite de la palmera Mauritia flexuosa, llamada buriti por los pueblos originarios del Amazonas, en un buen aliado de la máscara revitalizadora de la línea Plant, ambos de Natura.

Anuncios