Etiquetas

, , , ,

Medalla de San BenitoEn el año 1647 se llevó a cabo uno de los tantos juicios por brujería en Natternberg, cerca de Baviera. Las pobres mujeres, acusadas de emplear sus malas artes para convocar al demonio con el fin de que se apoderara de la abadía de Metten, coincidieron en que no podrían haber llevado a cabo dicho cometido: los claustros se encontraban protegidos por el emblema de la cruz.

Algunas paredes del monasterio, como se comprobó efectivamente más tarde, albergaban cruces pintadas y rodeadas de unas siglas de significado hasta entonces desconocido, pero en un antiguo libro de la biblioteca comenzó a dilucidarse el enigma. Entre sus páginas, una figura de San Benito de Nursia en su mano derecha portaba una cruz con parte del texto cuyas iniciales se reproducían en la pared, en tanto que en la izquierda sostenía un banderín que completaba el texto y el resto de las siglas misteriosas.

Benito de Nursia fue el fundador de la orden de los benedictinos y el autor de la Regula Monasteriorum, un compendio de 73 capítulos y un prólogo destinados a establecer las pautas de la vida monástica allá por el siglo VI, de ahí que se lo considere el patriarca del monacato. Actualmente las mismas reglas rigen la vida de los claustros femeninos y masculinos benedictinos, ya sean católicos o protestantes.

La medalla de San Benito fue aprobada por el papa Benedicto XIV en el año 1742 respecto de su empleo por los católicos, porque hasta esa fecha se encontraba teñida por sospechas de superstición. No es para menos, por cuanto Benito habría empleado la señal de la cruz para romper la vasija con un poderoso veneno que le convidaron algunos monjes envidiosos que no lo querían como abad, a manera de hospitalaria bebida. El pan, tan venenoso como el vino, fue trasladado lejos a instancias del religioso por el pico de un cuervo, ave asociada desde entonces al santo varón.

Con el tiempo la medalla de San Benito se popularizó como efigie protectora contra diversos males, debido a la imagen del santo y a la cruz como sinónimo de luz y verdad que se ubican en ambas caras. En los cuatro ángulos de la cruz se inscriben las iniciales C.S.P.B. que significan Crux Sancti Patris Benedicti; tanto en línea horizontal como vertical a su alrededor se encuentran impresas las iniciales de las palabras que componen la oración capaz de repeler el mal y vencer las tentaciones.

La historia ha olvidado a las supuestas brujas de Natternberg y poco se sabe acerca de su destino final; tal vez hayan sido absueltas o, como en la mayoría de los procesos inquisitoriales, sus vidas acabaron, después de la confesión extorcada obtenida a través de la tortura, en la hoguera. Pero San Benito y su medalla deben una parte de su popularidad a la intervención, a la fecha misteriosa, de estas presuntas hechiceras.

De blogs y premios XXXVIII

Premio DardosDesde su colorido Puerto Rico, Dinelia escribe Palabras Sosegadas: arte, fantasías e historias. Dinelia ha nominado este blog al premio Dardos allá por el mes de junio de 2015, le agradezco tardíamente y he de cumplir con las reglas de la distinción:  publicar el logotipo del premio, nominar a diez blogs y notificarlos en sus respectivos hogares virtuales.

He aquí los nominados:

1) Ritual de las palabras: la inquietud y curiosidad de José Cervera conforman un espacio para destacar.

2) Ciudadela Poética: Felipe se define como escritor novato y colombiano orgulloso.

3) Bendita Bohemia: cuatro columnistas y un espacio encantador.

4) Ojos de escarcha: inspiraciones, sonrisas, miradas.

5) Historias diarias sin (con) más: motivaciones y reflexiones.

6) Lunero Pisciano: un joven blog con una interesante propuesta.

7) Caminando por Nueva York: original y completa guía sobre la ciudad de las ciudades.

8) Keem Prestige Global Success Network: el multifacético blog de Akeem.

9) Reflexiones de la vida: con un mensaje optimista tan necesario en tiempos turbulentos.

10) El rincón inhóspito: Juan presenta su mundo de palabras y escritos.

Gracias a todos por compartir sus contenidos en la blogósfera.

Aloe vera en la piel

Universo Garden Angels Resulta que el aloe vera, también denominado sábila, es una planta de la familia de las liliáceas que se caracteriza por sus propiedades medicinales y cosméticas, de la que se ha encontrado registro en templos egipcios del siglo IV antes de Cristo.

Las hojas segregan una sustancia amarga y de olor incisivo de la que puede resulta un gel o un zumo similar al látex, según se explore la pulpa o bien se realice un corte profundo hacia la epidermis. El alto contenido de vitaminas, minerales, aceites y ácidos grasos tornan al aloe vera un aliado para la piel no sólo en el tratamiento de enfermedades como el acné o la psoriasis, sino también en modestas afecciones derivadas del exceso de sol en los meses de verano.

Universo Garden Angels cuenta entre sus productos con dos opciones corporales para llevar alivio a la piel luego de una jornada de sol: crema corporal hidratante para la extrema sequedad y gel refrescante para paliar las consecuencias directas de la exposición a los agentes climáticos estivales. En ambos casos, la fórmula contiene aloe vera puro, esencias florales y vitaminas A y E.

Anuncios