Etiquetas

, , , , ,

Carlos CastanedaCuando Carlos Castaneda mantuvo su último encuentro con Don Juan en la cima de un cerro, se encontraban en el lugar también Don Genaro y los aprendices Pablito y Néstor. Pese a que su mente racional lo niega, Castaneda está convencido que tanto Pablito como él mismo saltaron hacia el vacío; con este interrogante que no lo abandona regresa a México a fin de procurar encontrar respuesta a sus preguntas.

En desmedro de las certezas perseguidas hallará las nuevas pautas que Don Juan ha establecido para su discípulo, basadas en el segundo anillo de poder. Para el maestro chamán nacemos con un anillo de poder al que cada uno se encuentra ligado y a su vez unido al anillo de los demás seres, con los que se va diagramando el mundo como una especie de construcción colectiva. Pero el hombre de conocimiento se diferencia de los demás porque desarrolla un anilo del no-hacer, con el que puede urdir la trama de otros mundos, vedados para los no iniciados.

Con la ausencia física de Don Juan como referente Castaneda tendrá que enfrentarse a los desafíos del chamán, tendientes a que recuerde las enseñanzas que lo guiarán en esta nueva etapa no sin supremo esfuerzo por su parte; de lograrlo, se ha de convertir en el nagual del grupo, que signifca para el guerrero que logre dicho cometido impecabilidad y responsabilidad sopremas.

Así, Castaneda se topará con doña Soledad, una mujer gorda y vieja que oficiaba de cocinera antes de su partida ahora devenida en atractiva guerrera, una bruja plena de poder a partir de haber aprendido el secreto para la transformación: el ahorro de energía. También se reunirá con las hermanitas, quienes han adquirido impecabilidad mediante la potestad que implica no tener nada que perder: el desapego las ha transformado en maestras del ensoñar, la facultad de parar el mundo que resulta patrimonio de los brujos.

El segundo anillo de poder podrá interpretarse, como el total de la obra de Castaneda, como una semblanza del encuentro con un maestro o bien como una alegoría del conocimiento de sí. La senda entre el camino del tonal o material y el mundo del nagual o misterio de nuestro sabio interno requiere de un salto al vacío para desprenderse de creencias, presupuestos y prejuicios; Castaneda inicia en este libro el apasionante viaje hacia lo más profundo de sí.

Agradezco a mi querida Apre, ya que El segundo anillo de poder llegó a mi biblioteca como su obsequio de la última Navidad.

Bossi Big Bang Show

Big Bang ShowA lo largo del año 2015, cerca de 200.000 espectadores en todo el país acompañaron la propuesta que se ha estrenado en la ciudad: Bossi Big Bang Show, el espectáculo musical en el que Martín Bossi acompañado de una banda de quince músicos dirigidos por Manuel Wirtz realiza un viaje hacia la nostalgia, interpretando a grandes figuras de la historia de la música como Frank Sinatra, Ray Charles, Rod Stewart y Michael Jackson, entre otros.

Bossi matiza el espectáculo con reflexiones acerca de la historia de la música, el cine y la televisión y una mirada retrospectiva no exenta de melancolía, en la que parece insinuar que todo tiempo pasado fue mejor. Y si bien cabe reconocer que mantiene la atención del público en un monólogo que ronda los 40 minutos, las cuatro personas que asistimos al teatro concordamos en que resulta por momentos demasiado denso, un exceso de añoranza que retarda el ritmo del show y lo fragmenta, a punto tal que el próximo cuadro aparece disociado del que lo precede.

La última parte del espectáculo y la más lograda configura un homenaje a los capocómicos Alberto Olmedo en la piel de Bossi, con la extraordinaria interpretación de Jorge Crivelli como Javier Portales. Ambos componen a los emblemáticos e inolvidables actores acompañados por Adriana Brodsky, modelo y vedette de los años ´80 que da vida a uno de los personajes que la hicieran famosa en esa época.

En suma, Bossi Big Bang Show es un espectáculo que apunta al recuerdo y a la emoción a través del humor y la música, cometidos que logra en mi opinión sólo en el último tramo de la obra. Sin perjuicio de lo expuesto la recepción calurosa del público y la multitud de espectadores dan cuenta del éxito de la propuesta, que en lo personal no ha colmado las expectativas previstas.

La fotografía ha sido tomada del sitio web del artista.

Piel renovada

MìesCuando la piel del rostro comienza a acusar el efecto de las agresiones cotidianas, nada mejor que una exfoliación a conciencia para remover las células muertas y renovar la circulación. Por lo general, en esos menesteres reconstituyentes suelen dejarse de lado los labios, como si la delicada piel que los recubre no se encontrara expuesta a las mismas contingencias señaladas.

Míes cuenta entre sus productos con el exfoliante labial Cosecha tardía, elaborado a partir de aceite de almendras y azúcar ultrafina, uvas moscatel y las semillas exfoliantes de la fruta, para pulir generosamente la piel sensible de los labios con la fusión aromática de esta fórmula natural.

Inspirada en el arte teatral japonés, la máscara Kabuki recuerda el maquillaje empleado por los actores orientales, ya que cubre totalmente rostro y cuello con una pasta exfoliante y nutritiva bifaz: la primera a base de carbón y semillas de manzana, la segunda contiene arcilla de caolìn y aceites esenciales. En caso de pieles sensibles no conviene prolongar la primera etapa ya que puede resultar demasiado agresiva por su concentración: un minuto basta para lograr el efecto deseado y obtener un resultado visible que se traduce en limpieza y suavidad evidentes.

Anuncios