Etiquetas

, , , ,

El cuerpo físico es el soporte que contiene la mente donde se refleja la conciencia, también llamada alma o luz interior. Las creencias o mandatos que se internalizan en los primeros años, las vivencias y las experiencias personales van formando un corpus histórico exclusivo de cada persona, que torna diferente su manera de estar en el mundo en relación a los demás pese a compartir aspectos básicos comunes a todo ser humano.

El ego construye una manera de filtrar la percepción según sus propios recuerdos y se desarrolla en base a conceptos aprehendidos. Un ego sano ha de integrar y aceptar aquellos aspectos personales que no sean agradables, a sabiendas que el trabajo intenso sobre los mismos logrará que muten con el transcurso del tiempo a partir del reconocimiento de su existencia, tornando más amplio el espectro luminoso interno.

Cuando la persona no puede aceptar determinados aspectos que juzga intolerables adoptará una máscara, a fin de negar ante sí mismo y ante los demás aquellas aristas  percibidas tanto desagradables como sombrías. Sin embargo, sostener el personaje suele ser agotador y frustrante, porque no hay manera de esconder zonas umbrías definitivamente y tarde o temprano los aspectos oscuros se tornan evidentes, más intensos cuanto menos integrados.

Una circunstancia crítica que conmueva los cimientos personales constituye una oportunidad para sacudir la máscara, porque se ha de dejar de lado el personaje ante el abismo de su íntima vulnerabilidad. Dichos acontecimientos, dolorosos por cierto, suelen ser hitos fundamentales que aparecen para vaciar las falsas certezas construídas durante el curso de los años y develar paso a paso la sombra, una empresa tan desgarradora como luminosa.

Anahata chakra

AnahataLa era de Piscis ha concluído en esta rueda que atraviesa la Tierra para dar lugar al aguatero, al Iniciado de Acuario que traerá consigo los principios de horizontalidad, solidaridad y desapego y con ellos la potenciación del chakra laríngeo. Sin embargo, a todas luces ha quedado inconcluso el trabajo que debíamos desarrollar según nos señalara Jesús, para comenzar la nueva era vibrando en la energía del chakra cardíaco.

Anahata significa indemne o intacto, también alude al sonido producido sin golpes. Así se denomina el chakra ubicado en el centro del plexo cardíaco que se vincula al amor y a la compasión. Físicamente se encuentra relacionado con el timo, glándula receptora de los linfocitos T cuya función es vital para el sistema inmunológico.

El chakra cardíaco es el punto medio del sistema de los siete chakras principales y su atributo es el amor sin condicionamientos, que tiene una importante influencia curativa. Equilibrar Anahata contribuye a construir una personalidad sana y un cuerpo en consonancia, porque así como se proyecta hacia afuera en forma de afecto y sanación, el amor también opera también en nuestro sistema inmunológico fortaleciéndolo.

Se simboliza mediante un loto de doce pétalos de color verde que puede virar al ámbar dorado y encuentra su correlación en la Cábala en el sexto sephirah, Tipharet, cuya imagen mágica es el dios que fue crucificado. Una vez abierto Anahata, la fuerza poderosa del amor actúa como un bálsamo porque presupone haber realizado un sólido trabajo de despojo del ego para conectarnos con el espíritu, de donde proviene la energía amorosa. El esfuerzo personal y cotidiano de sostenerse en Anahata, más allá de los benéficos efectos hacia sí mismo y hacia el entorno, significa honrar como es debido el mensaje redentor del Avatar del Amor que nos ha legado la era de Piscis.

Otoño en la piel

Kiki Skin ToneCada estación tiene su encanto, su allure particular, ese sello que las distingue aún en estos tiempos de cambios climáticos y vaivenes naturales. Otoño es tiempo de recambio, de restaurar los excesos del estío y de prepararse para hibernar al calor del hogar, tal como nos enseñan nuestros hermanos animales.

Para la piel del rostro el otoño es un remanso de reconstrucción después de tolerar soles inclementes y mares revoltosos. Momentos de cuidados intensivos, de exfoliaciones más profundas y de reparación, o por lo menos de intentar esta última y necesaria acción.

De la mano de Kiko he comenzado la tarea al respecto, empleando de día Skin Tone Corrector Primer antes de salir al mundo en color Peach para otorgar un aspecto aterciopelado y saludable. Por la noche luego de una limpieza profunda, 3D Lifting Cream redensifica y otorga ese aspecto turgente debido a sus componentes hidratantes, es hipoalergénica y resulta apta para pieles sensibles.

Anuncios