Etiquetas

, , , ,

Horizontes de DeseoEn el Museo de Arte Contemporáneo Buenos Aires con sede en mi ciudad se ha inaugurado una nueva muestra con el deseo como directriz, dado su carácter de motor transfomador de la realidad. Con la consigna de que el deseo en tanto sueño y aspiración contiene en sí el germen de un mundo mejor y uno de los espacios donde se expresa es sin duda el arte, un gigantesco vórtice realizado integramente con broches de madera para colgar la ropa por el arquitecto Martín Huberman nos dio la bienvenida, como ha registrado Juan en la fotografía.

Horizontes de deseo se despliega en las tres Salas que albergan obras y propuestas de artistas y diseñadores, destacando la vocación transformadora del género humano. En la primera se destacan los proyectos participativos de Diana Aisemberg, arquitectura de vanguardia para los años ´60 de Amancio Williams y las creaciones flamígeras de Juan Doffo.

En la Sala 2 se ha montado un espacio sobre andamios para que los visitantes diagramen su propio recorrido, matizado con las pinturas de Quinquela Martín que se unifican con las fotografías de Azul Blaseotto, dando cuenta de la recuperación del Astillero Navales Unidos por los trabajadores organizados en un proyecto cooperativo. Las esculturas de Fabiana Barreda y las pinturas de Miguel Canatakis, entrañable artista marplatense, también se pueden contemplar en el camino entre los andamios.

En la Sala 3 el deseo y la fragilidad del ser humano se contraponen con la desmesura de la naturaleza en las obras de Charly Nijensohn y Nicolás Trombetta; interesantes cortos cinematográficos dan cuenta de esta realidad, que a su vez puede ser superada por el impulso de la utopía. Si bien Horizontes de deseo no es una exposición convencional y en consecuencia genera reacciones diversas, sin duda invita a la reflexión respecto del mundo en el que deseamos vivir.

Aquelarre de enero

Aquelarre ReuniónAún con las consecuencias de las fiestas en el cuerpo la ocasión era ideal para celebrar el primer aquelarre del año. Apreciable se hizo extrañar ya que motivos de fuerza mayor le impidieron concurrir a último momento. Ale, con buen tino, hizo caso omiso a los deseos de Marcela y eligió un salmón para grillar acompañado con ensalada de hojas verdes: era necesario moderar los excesos de los últimos días.

No obstante las buenas intenciones, la deliciosa mélange entre vino blanco helado y pequeños trozos de frutas para beber no fue la más ortodoxa para nuestros organismos averiados, aunque resulta difícil resistir el elixir de los dioses. Así que dimos cuenta del brebaje sin culpa y luego nos dedicamos a la tarea fabulosa de hilar nuestros propios destinos.

El tiempo de duración de cada encuentro parece volar, pero visto en retrospectiva no puedo menos que asombrarme por la cantidad de tópicos abordados y las conclusiones que cada una se lleva para elaborar a solas y en silencio. Los afectos diluyen horarios porque una espiral amorosa excluye al reloj, que es reemplazado por el disfrute  producto de la energía matrística generada en nuestros conciliábulos.

Caminatas saludables

Avon Care - On DutyResulta redundante hacer hincapié en los beneficios de practicar actividad física, por cuanto en los últimos años tanto desde la prescripción médica como desde el culto al cuerpo se ha abundado al respecto. Lo cierto es que 30 minutos diarios de caminata son necesarios no sólo para hipertensos, diabéticos, sedentarios y enemigos de los gimnasios; es un ejercicicio que no requiere más que de unas buenas zapatillas, disciplina y constancia.

Caminar regularmente durante 45 minutos a ritmo constante es aconsejable para bajar de peso, ya que favorece el tono muscular y ayuda a quemar calorías. Si bien la combinación ideal es alternar entre trote y caminata y con el tiempo sostener un trote constante, comenzar caminando a diario redunda en el aumento de la circulación sanguínea y del suministro de oxígeno a las células, y con el tiempo se logra una disminución del peso corporal.

Como resulta más fácil salir de casa con buen clima las estaciones más benignas son ideales para comenzar con un entrenamiento escalonado. A medida que el cuerpo se va acostumbrando a la actividad aumenta el nivel de serotonina, neurotransmisor del sistema nervioso central que regula el estado de ánimo, y se multiplica la sensación de bienestar. A la necesidad de unas zapatillas cómodas y ropa liviana, añado la de un buen desodorante antitranspirante y crema para las manos luego de una ducha reparadora posterior, ya que las partes expuestas al aire libre se resecan inevitablemente en el verano. En mi caso he empleado On Duty a bolilla y me he untado generosamente con loción Care a base de parafina, ambos de Avon.

Anuncios