Etiquetas

, , , ,

POLO NORTEEl último sábado la escritora Laura G. Miranda presentó su primera novela, Amuleto contra el vacío, en la libreria Polo Norte. Adriana había adquirido el libro para su amiga cordobesa y allí fuimos a acompañar a la autora y a obtener su preciada firma en el ejemplar a obsequiar. Laura es madre y esposa, abogada y docente, trabaja en su estudio jurídico y escribe desde que era adolescente; como todos aquellos que nos despuntamos por este vicio es además voraz lectora.

Amuleto contra el vacío es un sueño largamente acariciado en esas noches en las que el cansancio no podía contra su vocación: pese a las obligaciones cotidianas que la cercaban en todo sentido, Laura escribía. No era la primera vez que la pasión le ganaba a las obligaciones: sus poemas habían obtenido menciones y premios y en 2009  publicó Viajando sueños, su libro de poesía. Gabriela Exilart, hoy a punto de presentar su tercera novela, fue la encargada de abrir el evento y la acompañó en este momento inolvidable conjuntamente con la editora.

Las preguntas se sucedieron una tras otra y todos los asistentes nos emocionamos por la sinceridad de Laura y por su profundo sentido del agradecimiento: pronunció la palabra “gracias” una y otra vez y tuvo palabras de afecto hacia su familia, hacia sus padres y hacia sus amigas, que la ayudaron cuando flaqueaba y hasta buscaron material para el libro en aquellos momentos en los que la realidad se ponía de manifiesto con las exigencias diarias.

Amuleto contra el vacío se ha mantenido entre los primeros puestos durante varias semanas y en breve saldrá una edición en México. La idea de abordar el vacío fue para Laura el disparador, al ponerse en la piel de las personas que en algún momento de su vida sienten esa sensación que va más allá de logros personales o materiales, el vacío de sentarse frente a uno mismo con la incertidumbre del camino a seguir ante la ausencia de alguien a quien se ha querido con el alma. Para ese vacío Laura imaginó un amuleto, que como todo talismán tuvo el poder de cumplirle el sueño largamente esperado: el de dar a luz su primera novela.

Día del amigo complicado

Regalos día del AmigoHay un festejo que es único entre los festejos, y es el día del amigo. Más allá de celebrar a diario momentos inolvidables con esas personas que hemos elegido desde el corazón para acompañarnos en las buenas y en las malas y hasta que la muerte nos separe, porque pocos vínculos son más fuertes que los que derivan de la amistad, el 20 de julio es por lo general motivo de reuniones, obsequios, saludos y recuerdos varios.

Es difícil elegir entre las relaciones construídas a lo largo del tiempo aquellas con las que se ha de festejar la fecha, pero el día tiene 24 horas y este día del amigo comenzó el sábado por la noche con Adri y Tony y continuó el domingo por la tarde en L´Erbe, lugar elegido para una merienda campestre a media luz acompañada de la gastronomía suculenta del lugar. Marcela reservó con una semana de anticipación mesa para cinco ya que se nos unía Caro, una amiga proveniente de la ciudad de La Plata que llegó el domingo al mediodía.

El sábado se produjo la primera baja: Ale arribó con marido e hijo de Sarasota y Miami la semana anterior, con la piel dorada por el sol del hemisferio boreal y envuelta en plumas de duvet para hacer frente a los rigores del invierno austral. Pese a sus precauciones al respecto, tuvo el mal tino de llevar a su hijito a un cumpleaños donde había un par de niños afiebrados y la consecuencia fue el contagio de Tomasito primero y el suyo después; mientras el pequeño se recuperó rápidamente la madre aún padece el coletazo de los 39 grados de fiebre y la tos persistente. Con una escena dantesca según sus palabras, ya que luego se contagió el padre del niño; su último mensaje de texto fue un llamado solidario para salir a cenar en cuanto pudiera asomarse a la puerta.

Apreciable también tuvo unos días complicados, no por cuestiones de salud sino por necesidad de medidas preventivas al respecto dado que su hogar fue aparentemente colonizado por algún que otro roedor, que habría ingresado por algún agujero escondido del techo que a su vez conectaba con el entretecho en alguna moldura desconocida hasta el momento por la dueña de casa. Luego de ingentes llamados a empresas desratizadoras que le generaban más dudas que certezas, finalmente su cuñado se compadeció de la situación y el domingo su familia fue a almorzar a fin de procurar una solución. Cuando parecía que todo se había encauzado y Apreciable se dirigía felizmente a Sierra de los Padres, su vehículo marcó “avería en el motor” y quedó varada en la ciudad.

Con Marcela y Caro devoramos focaccias, panes de campo con jamón crudo y strudel de manzana acompañados con té y limonada de jengibre hasta que emprendimos el regreso por la ruta tachonada de estrellas. Con Ale y Apre durante estos días nos hemos comunicado narrando alegrías y desventuras en cómicos mensajes simultáneos; en breve nos reuniremos para volver a festejar porque en definitiva lo que importa es saber que estamos ahí, suceda lo que suceda, y que la amistad es motivo suficiente para que exploten carcajadas en el momento de narrar anécdotas imprevistas en la vida de cada una.

Testeos naturales

Natura PlantLas máscaras para el pelo son beneficiosas cualquiera sea la estación del año en la que se empleen: ya sea para reparar a fondo en épocas de sol y mar, o bien para marcar diferencia una o dos veces por semana mientras transcurre el rigor invernal.

Natura cuenta con máscaras diversas para todo tipo de cabello, de acuerdo a las necesidades de cada usuario: en esta oportunidad he elegido la línea Plant con extracto de semilla de girasol, para aplicar como reparador luego de los tratamientos químicos ya que promete proteger el color y brindar nutrición y elasticidad a las fibras del cabello.

Existen productos cosméticos superfluos y necesarios dependiendo del gusto del consumidor, un perfume por ejemplo, puede ser imprescindible o innecesario. Pero en el caso del desodorante no hay opción posible, sobre todo en el caso de los adictos al deporte y en estaciones y climas calurosos.

En ocasión de concurrir a la feria que se llevó cabo durante el Día Internacional de la Mujer conversé con una de las microemprendedoras, quien se dedica a elaborar cosmética artesanal e implementos de medicina natural a base de hierbas y sin químicos agregados. Herbae se orienta a una filosofía basada en la Madre Tierra y ofrece preparados cosméticos que incorporan las bondades de las plantas y la energía de la naturaleza.

Entre sus diferentes opciones, el desodorante natural es de consistencia cremosa y está elaborado con bicarbonato de sodio, almidón de maíz y cera de abejas, con una pizca de aceite natural de caléndula. Y si se prefiere perfumado, el que se ha incluido en la fotografía huele levemente a  jazmín, no tapa los poros y deja la piel suave y aromatizada.

Anuncios