Etiquetas

, , , , ,

CarilóEn el lenguaje de los araucanos, “cari” significa verde y “lo”, médano; ambos vocablos unidos forman el nombre de uno de los parajes más bellos de la provincia de Buenos Aires: Cariló. Las ciudades tienen su propia fragancia, propia del enclave natural y de la vida más o menos urbana que se desarrolle en su entorno: el perfume de Cariló es producto del tesón de Héctor Manuel Guerrero, el propietario de los campos denominados “Dos Montes”, quien hacia 1918 se propuso forestar en forma masiva la costa con un centenar de árboles de diversas especies vegetales, logrando su cometido ocho años después.

En 1940 las 1600 hectáreas de arena eran bosque frondoso que perfilaba playas de hasta trescientos metros de ancho, logrando un entorno natural de notable belleza que ha sido preservado al evitar el asfalto y racionalizar las construcciones. Como corolario, Cariló huele a naturaleza, a bosque y a mar. Y en mi memoria, también a los sahumerios y esencias de Harmonía Mundi, porque el paseo por el centro comercial está signado por la presencia de los duendes, la música de Jela y el aroma a incienso. Recuerdo que hace algunos años, ante la imposibilidad de conseguir los productos en la ciudad fuímos con Juan hasta Cariló, al solo efecto de regalarle a Ale para su cumpleaños aceite de violetas envasado en un perfumero antiguo y sahumerios artesanales de la misma fragancia, que recibió con absoluto placer.

El domingo es un buen día para almorzar en Josefa alguna de sus pastas especiales o un salmón con terrina de verduras, para luego caminar despacio y respirar profundo. Hay que disfrutar el oxígeno del aire límpido del bosque, comprar sahumerios, algún CD y también mirar alguna prenda de ropa diferente de las marcas de primera línea que aún en invierno se encuentran en el centro comercial. Con calma y sin prisa, recorrer los locales enclavados en un entorno mágico genera una sensación de lugar fuera del tiempo, en el que los seres elementales forman parte del paisaje y resguardan la fusión del bosque y el mar.

La vuelta depara a lo largo de la ruta una luna creciente y las primeras estrellas que titilan suavemente, mientras el sol rojo se oculta tras el horizonte del campo, donde la vista se pierde. Y concluyo que no es necesario alejarse tanto del hogar para vivir momentos arcanos, porque gracias a un visionario del siglo pasado hoy tenemos un paraje increíble que con buen tino se ha preservado. Entonces una plácida tarde de domingo de otoño se torna también un paseo vivificante, por obra y gracia de la naturaleza mágica que envuelve a Cariló.

Maléfica“: no creas todo lo que te cuentan

MaleficaApenas descendí del automóvil al volver de Cariló tenía una hora para encontrarme con Marcela en el shopping. Íbamos a ver “Maléfica” por su iniciativa, la película producida por Angelina Jolie que propone una versión distinta del clásico cuento “La bella durmiente“, encarnando la actriz al personaje principal que en este caso no es la princesa esperando al príncipe encantador, sino el hada hechicera del cuento. Tan irónica como desgarradora en su actuación, la belleza de Angelina la asemeja a una de las elfas imaginadas por Tolkien.

Los efectos especiales de la cinta se potencian con la proyección en 3D y nos sumergimos en el Páramo y sus encantadoras criaturas: hadas, gnomos y duendes conviven junto al reino habitado por los humanos, y Maléfica es el hada más bella y poderosa de los elementales del Páramo. Será traicionada por confiar en el amor y entonces su carácter dulce y afable mutará en una rabia oscura y vengativa hacia el hombre que la engañó por codicia, hechizando a la única hija del detestable traidor.

Pero Maléfica tiene una tendencia natural bondadosa bajo una pátina exterior de crueldad que enmascara su dolor, entonces la historia se resuelve felizmente de una manera que nada tiene que ver con el cuento tradicional: ni los reyes son padres bondadosos, ni los príncipes salvan a pasivas damitas que sólo pueden dormir hasta que aparezcan a rescatarlas. La era de hierro y el poder de destrucción del metal sobre las hadas alude gráficamente a los pilares del patriarcado, sustentado en el empleo de las armas y en el abuso de la fuerza física para controlar el cuerpo de las mujeres.

La película plantea una revisión de carácter matrístico (“no creas todo lo que te cuentan”, concluirá Aurora, la bella princesita) que se corresponde con los postulados de la Era de Acuario  porque varía tajantemente los roles predeterminados de lo femenino y lo masculino en los cuentos de hadas, en sintonía con algunas adaptaciones que la precedieron: “La chica de la capa roja” y “Blancanieves y el cazador” son algunos ejemplos. Y sabiamente ahonda en la simbiosis de luz y sombra que convive en todos los seres, en sus orígenes y en la redención que se encuentra en el interior de cada uno, con un mensaje positivo y reconfortante.

La fotografía reproduce el avance publicitario de la película.

Estreno apto para caminar por la ciudad

Las JuanasMe gustan los stilettos, para qué negarlo. Creo que hay pocos atuendos más elegantes que un traje con camisa blanca o un vestido sobre la rodilla color negro, blazer o spencer y stilettos. Pero la realidad supera la inclinación por la elegancia y también considero que hay pocos zapatos más incómodos. Por más plataforma escondida o modelo clásico en el mejor de los materiales, la punta fina y el taco altísimo me resultan muy difíciles de calzar.

Por ende, tengo algún que otro stiletto en el armario, producto de su estilo clásico y eterno y del apego a los zapatos de buena calidad. Pero he relegado su empleo a ocasiones muy especiales, y para la vida cotidiana prefiero los zapatos cómodos aún en la oficina y las zapatillas aún más cómodas para hacer actividad física.

En tal sentido, los zapatos que la moda impone este año son ideales para calzar en la vida diaria, aunque los modelos no sean elegantes en modo alguno; al contrario, a primera vista resultan bastante toscos y alejados de las líneas clásicas de los stilettos, pero ganan en comodidad. Y combinándolos con la vestimenta adecuada, pueden resultar idóneos para lucir “classy and fabulous”, al decir de Carrie Bradshaw.

He adquirido en Las Juanas los comodísimos zapatos abotinados color negro que se aprecian en la fotografía, para utilizar tanto con pantalones como con falda, para ir a trabajar o para recorrer la ciudad los fines de semana, sin prisa y con la certeza de poder dar vueltas en compañía de alguna amiga sin que los pies se resientan en ese cometido. Porque la elegancia, en algunas ocasiones, debe ceder ante la comodidad. Sin perjuicio de los stilettos y de las memorables aventuras de Carrie Bradshaw empinada sobre ellos.

Anuncios