Etiquetas

, , , ,

Como todos los años, Marcela prepara en esta época su partida al Uritorco y el acontecimiento dispara una serie de encuentros previos para paliar su ausencia temporal. Así, en una noche de viernes casi otoñal en la ciudad nos reunimos en el salón Lumière del hotel Sainte Jeanne para despedirla, matizando la velada con pastas rellenas de salmón y centolla y risoto con vegetales ante  la vista de los fuegos danzantes del jardín.

Las disquisiciones esta vez  fluctuaron entre el futuro emprendimiento de Ale, las múltiples variantes de la meditación y su relación con los estados de ánimo, el diseño de viviendas ideales con cocinas soleadas y estudios propicios para la creación; para culminar con un hilarante análisis del comportamiento de las personas  cuando se sumó Luciana al concluir su tardía jornada laboral.

Un encuentro para culminar el día con una sonrisa ante la certeza de contar con amistades sagradas.

Testeos

Llerac & Abigail

Lierac es una marca de cosmética francesa fundada en 1975, que se caracteriza por sus tratamientos para la piel basados en la fitocosmética, con el plus de concebir productos de alta calidad  que resulten  un placer para  los sentidos. En esta oportunidad he testeado el aceite corporal Eau Sensorielle aux 3 fleurs blanches. Es un agua de belleza que contiene glicerina vegetal y componentes satinantes para tonificar y revitalizar la piel, perfumada con flores blancas como gardenia, camelia y jazmín. La sensación que brinda es deliciosa y persistente, por lo que he optado por utilizarla como perfume.

El color plata se vincula con Artemisa en su carácter de diosa de la Luna, y resulta sumamente atractivo para quiénes estamos regidas por su arquetipo. El esmalte para uñas de Abigail ha logrado un tono plateado pero no demasiado brillante, por lo que resulta apto para el uso cotidiano. La duración es para destacar ya que no se agrieta con el transcurso de los días.

Estreno con elegancia interior y Backswing olvidado

Ropa Interior

La ropa interior color champagne tiene una impronta elegante, ya que evoca a esas divas del cine que se vestían  cuidadosamente frente al espejo, mirándose mientras calzaban las medias en el portaligas. Con esa imagen como idea me dirigí a la lencería Mujer Bonita para regalarme un conjunto con esas caracteristicas. No resulta ideal para la vida cotidiana o la práctica de deportes, pero sí para sentir su textura sedosa sobre la piel.

Los presentes, por pequeños que sean, son importantes por lo que representan. Significa que una persona destinó tiempo y energía de su vida pensando en otra, y luego invirtió la cantidad de dinero necesario para agasajarla. Tengo por costumbre no cambiar por regla general los regalos que recibo, ya que los siento como un homenaje del que los realiza. Por estas razones, me sorprendí al darme cuenta que había olvidado por completo el obsequio londinense que Juan eligió para mí en ocasión de su viaje.

El cap de Backswing pensado a los fines de emplearlo para salir a caminar o trotar había quedado sepultado en un cajón. Ello me inspiró una reflexión respecto de la multiplicidad de objetos que reencontramos al ordenar armarios o placares, temporalmente olvidados por la vorágine cotidiana o por el consumo excesivo de esta postmodernidad. Finalmente Backswing ha sido estrenado.

Anuncios