El término “espíritu” proviene del griego y su significado equivalente es “aire en movimiento”. Actualmente se emplea en el lenguaje cotidiano tanto como contraposición a “materia”, en un sentido equivalente a alma o bien como personificación del ánima del artista. Ejemplificando en este último caso, se suele decir que el espíritu de Miguel Angel se encuentra en el David.

Para los alquimistas, el espíritu era la esencia sutil buscada una y otra vez en la materia densa para obtener el oro sagrado. El camino de la alquimia pretendía encontrar lo sacro mediante la depuración de lo profano para arribar al resultado esperado: la piedra filosofal.

A su vez “sagrado” proviene de “sacro”, que lo incluye, ya que sacralizar significa “hacer sagrado”, dotar de espíritu divino. Tanto la alquimia como  los  caminos espirituales hacen hincapié en el encuentro con lo sagrado a partir de la búsqueda interior. Es una senda compleja para recorrer con el desafío adicional que implica el diario vivir. y la mayoria de las personas no tiene la posibilidad o el coraje de retirarse de lo cotidiano y recluírse en soledad para transformar en oro su propia materia densa.

Cómo sacralizar la cotidianeidad es un interrogante para quiénes somos peregrinos del Grial, y la respuesta es propia de cada buscador. La belleza puede ser  una llave para abrir la puerta y comenzar a transitar, y en tal sentido conlleva un significado que trasciende el plano físico. Buscar belleza en lo diario es posible si se dedica un momento a prestar atención y atesorar esos instantes sagrados.

Un atardecer frente al mar inmortalizado en una fotografía, el abrazo con un ser querido, la risa explosiva conjunta en un encuentro de amigas, un obsequio entregado con amor o recibido con placer, el hedonismo resultante de probar un producto cosmético o una prenda nueva, el placer cotidiano de la lectura, el paisaje o la cultura diversos contemplados con ojos asombrados luego de las molestias transitorias de los viajes.  Y  tantos otros ejemplos que constituyen ofrendas sagradas diarias en el altar personal.

bell@espíritu tiene por objeto destacar esos momentos cotidianos e inmortalizarlos como parte de un camino personal. Son espirituales las maneras de estar en el mundo que se vinculan con lo sagrado en el diario vivir. En tal sentido, el instante sagrado del día de hoy es el punto final de la presentación de este blog.

Anuncios